Requisitos para vivir en Estados Unidos

Nadie dijo que emigrar a Estados Unidos sería tarea sencilla. Antes de querer aplicar a algún tipo de visa o «probar suerte» deberás identificar muy bien tus intenciones para ir a EEUU y tener toda la información necesaria a mano. La presente guía de requisitos para vivir en Estados Unidos pretende dar a conocer de forma general los tipos de visa más populares y quiénes pueden aplicar a cada una de ellas.

Países que no necesitan visa para viajar a Estados Unidos

Pocos saben que existe una exención de visa para entrar a Estados Unidos, solo válida para los países que son parte del programa Visa Waiver Program (VWP). Esta visa les permite a los ciudadanos correspondientes ingresar al país únicamente por motivo de turismo, negocios y tránsito, siempre y cuando consigan con anterioridad una autorización de viaje electrónica.

Los países pertenecientes al Programa de Exención de Visas son Chile, España, Andorra, Alemania, Italia, San Marino, Japón, Corea del Sur, Francia, Reino Unido, República Checa, Suiza, Singapur, Taiwán, Australia, Bélgica, Dinamarca y otros países europeos.

¿Qué tipo de visa necesito para vivir en Estados Unidos?

Estados Unidos facilita a los inmigrantes y no-inmigrantes extranjeros un enorme repertorio de categorías de visa para cada caso especial, y se identifican con códigos de letras y números (J-1, A-2, H-1B1…). Sin embargo, en general se dividen en dos tipos de visas principales: las visas temporales y las de residencia permanente.

También existen visas y permisos de ingreso que dependen del país en el que vivas. Por ejemplo, la Tarjeta de Cruce de Fronteras (o BCC, solo emitida a los ciudadanos y residentes de México) y la Ley de Ajuste Cubano.

Como podrás notar, son muchos tipos de visa estadounidenses a los que puedes aplicar, dependiendo de tu caso. Y es por ello que en este artículo te mencionaremos los más comunes a los que la mayoría de las personas suelen acceder.

Tipos de visa más comunes para residir en Estados Unidos

Visas de residencia temporal

  • Trabajador temporal: se les otorga a todos aquellos extranjeros que deseen trabajar en una ocupación especializada por un tiempo determinado en un área laboral en que destaquen por encima del promedio. A su vez, estos deben ser solicitados por algún empleador del país o demostrar que sus aportes serán de beneficio para el mismo. Si quieres solicitar tu visa de trabajo temporal en EEUU por cuenta propia puedes entrar a algún programa de intercambio cultural o aplicar a la visa «O» (Individuo con habilidad o logro extraordinario).
  • Visitante de intercambio: les permite a los extranjeros estudiar o trabajar temporalmente en EEUU. Los programas más conocidos para aplicar a esta visa son:
    • Au Pair: para realizar estudios en Estados Unidos mientras te quedas en una casa de familia y prestas servicios de cuidados infantiles.
    • Consejero de campamento: para recibir un salario y beneficios por compartir tu cultura e ideas con ciudadanos estadounidenses en campamentos de todo el país.
      • Especialistas: programa para dar y asistir a conferencias o consultas, capacitar o demostrar tus habilidades en algún área de las ciencias e investigación, con la finalidad de experimentar un intercambio de conocimientos y habilidades con otros expertos.
    • Viajes de trabajo de verano: para los estudiantes universitarios de instituciones acreditadas que quieran compartir su cultura e ideas con ciudadanos estadounidenses. Los puestos de trabajo deben ser estacionales o temporales y deben permitir la comunicación e interacción regular con ciudadanos —por lo que se requiere un buen nivel de inglés—.
  • Petición de prometido extranjero: si tu prometido o prometida es de Estados Unidos, puedes pedir una visa temporal para casarte allí, y posteriormente pedir la visa de residencia permanente por medio de la Petición de familiar extranjero (Formulario I-130).
  • Visitante de Intercambio y Estudiante: este tipo de visa es otorgada para aquellos que quieran continuar su educación o realizar cursos de capacitación dentro de Estados Unidos. Para ello, primero deben haber sido aceptados y certificados como potenciales estudiantes por dichos institutos. Existen dos categorías:
    • Visa F: se expide a los estudiantes que quieran cursar estudios primarios, secundarios o universitarios en instituciones académicas de Estados Unidos. En caso de querer ingresar a una institución pública, existen ciertas restricciones que hay que tener en cuenta. También aplica a programas de capacitación en idioma.
    • Visa M: expedida para estudios de naturaleza vocacional (no-académicos) en instituciones o establecimientos vocacionales acreditados en Estados Unidos.

Visas de residencia permanente

La residencia permanente en Estados Unidos se obtiene solicitando una green card (también conocida como «tarjeta verde» o «tarjeta de residencia permanente»). Los pasos para hacerlo variarán de acuerdo a cada situación individual. Sin embargo, las más solicitadas son por patrocinio (empleador o familiar), por asilo político y por la lotería de visas.

Veamos en detalle cada una de estas opciones:

  • Por enlace familiar: si eres familiar de un ciudadano de los Estados Unidos o de un residente permanente legal (LPR), éste es quien debe presentar la Petición de Familiar Extranjero. Existen dos categorías de familiares elegibles en orden de prioridad:
    • Familiares inmediatos: incluye al cónyuge, hijo menor de 21 años soltero o padre de un ciudadano estadounidense.
    • Inmigrantes preferenciales: incluye a los hijos solteros mayores de 21 años, hijos casados de cualquier edad y hermanos y hermanas (si el ciudadano de los Estados Unidos es mayor de 21 años).
  • Por empleador: los trabajadores inmigrantes pueden solicitar una visa de residencia permanente por trabajo. Las tres categorías más comunes para este tipo de visa son las siguientes:
    • Trabajadores prioritarios (EB-1): aquellos con aptitudes extraordinarias en algún área de especialidad, profesores e investigadores sobresalientes o ejecutivos o gerentes de una multinacional.
    • Segunda preferencia (EB-2): para los extranjeros profesionales con título de posgrado (con al menos 5 años de experiencia laboral), aptitud excepcional (en las ciencias, las artes o los negocios) o por interés nacional (cuyo empleo beneficiaría de gran manera al país).
    • Tercera preferencia (EB-3): para los trabajadores especializados (con al menos 2 años de experiencia), profesionales (con al menos un título de licenciado) u otro tipo de trabajadores (en trabajo no especializado con menos de dos años de experiencia).
  • Asilo o refugio: para las personas que buscan protección por persecución —o temen sufrir persecución— por su raza, religión, nacionalidad, grupo social u opinión política.
  • Lotería de visas: es un programa de obtención de green cards gratuito que el Departamento de Estado abre anualmente con el fin de aumentar la diversidad de los inmigrantes de Estados Unidos (de allí que lleve el nombre de Diversity Visa). Sin embargo, los ganadores tendrán que pagar los aranceles de la solicitud de visa, los cuales superan los 1000 $.

Asimismo, cabe destacar que existe una gran variedad de categorías de visa para residencia permanente que pretenden adecuarse a cada caso posible. Las hay para la protección a las víctimas de abusos y otros crímenes, así como para trabajadores religiosos, inversionistas, representantes de medios de comunicación internacionales, para los ciudadanos cubanos, etc.

La residencia permanente por medio del matrimonio con un ciudadano estadounidense es un tema que tratar con cuidado, pues deberás demostrar por medio de álbum de fotografías, entrevistas, redes sociales y un abogado que dicha unión no es ficticia.

Consideraciones generales para aplicar a visa americana

A continuación te damos una serie de consejos que te ayudarán a que tu visa sea aprobada o que, en todo caso, te evitarán posibles inconvenientes a la hora de hacer el trámite:

  1. Asegúrate de que la información que otorgues en tus redes sociales coincida con la información que pusiste en el formulario de solicitud de visa.
  2. Si deseas vivir en Estados Unidos de forma temporal, trata de llevar a tu entrevista todos los documentos e información que acrediten tu arraigo hacia tu país de origen (contrato de trabajo, buenos ingresos, documentos de propiedad, certificado de estudios etc.).
  3. Ten cuidado en caer en estafas o fraudes de asesorías de visa por internet no acreditadas o que no pertenezcan al sitio web oficial del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés). Además, en USCIS toda la información está actualizada y debidamente categorizada para tu comodidad.
  4. Sobre todo si se trata de una residencia permanente, es recomendable que contactes con un abogado de inmigración o que acudas a algún centro de visas para que te guíen y asesoren en este procedimiento. De esta manera podrás mejorar las probabilidades de obtener tu visa —y no perder el dinero que has pagado por los trámites—.
  5. Durante la entrevista, es fundamental que vayas bien presentado, tengas seguridad al hablar y estés libre de expectativas (para disminuir los nervios).
  6. Ten en cuenta que algunas entrevistas serán completamente en inglés para evaluar tu nivel de fluidez en el idioma (dependiendo del tipo de visa al que apliques).
  7. Para identificar, rellenar y enviar el formulario correspondiente a tu solicitud de visa, será necesario que te registres en la página oficial del USCIS.
  8. Al momento de la entrevista responde solo preguntas puntuales. Esto evitará que hables más de lo necesario y des pie a más preguntas sobre tu vida personal.
  9. Muy importante: si aplicas para una visa de turista debes demostrar que vas a gastar dinero en el país, pero si vas a aplicar para una visa de trabajo debes demostrar que aportarás tus conocimientos, experiencia y habilidades excepcionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.