Vivir en Alaska

Es posible que pienses que Alaska es una región remota y sin oportunidades, y aunque lo primero es cierto, de lo segundo no estamos seguros. Por esta razón, cada vez son más las personas que ven a esta región estadounidense como un potencial hogar, siempre y cuando quieran experimentar una vivencia única.

Esto se debe a que vivir en Alaska no es algo convencional, al menos no para quienes están acostumbrados a las ciudades modernas de Estados Unidos. Por esta razón, es elemental que conozcas las ventajas y desventajas de mudarte a un estado con un clima particular. ¡Comencemos!

¿Cómo es vivir en Alaska?

Calidad de vida

Lo primero que debemos decir es que la calidad de vida en Alaska tiene un nivel bastante aceptable. Es por ello que vamos a comenzar con las cosas buenas, y una de las más destacadas es que los habitantes tienen unas rutinas sumamente tranquilas.

Es por ello que este estado solo es una buena opción para quienes busquen una localidad sin mayores movimientos ni turísticos, ni de tantas personas. Esto, a su vez, tiene una desventaja, y es que después de un tiempo las alternativas de entretenimiento de la región pueden resultar repetitivas y tediosas.

Asimismo, la sensación de lentitud es otra característica de esta región. Volviendo al entretenimiento, debes saber que el paisaje de Alaska es el que permite que las principales alternativas de ocio de sus habitantes sean las actividades al aire libre.

De ellas podemos destacar a las caminatas y los campamentos en los bosques, los parques nacionales y las montañas, sin dejar a un lado las navegaciones en pequeñas embarcaciones cuando los lagos están descongelados. El esquí y otros deportes de hielo similares también son opciones para disfrutar con familia y amigos.

Por su parte, los restaurantes, los centros comerciales y los sitios nocturnos no son numerosos, ni populares. Enfocados en el segundo lugar, debes saber que los productos electrónicos de última generación y la ropa no llegan inmediatamente a Alaska, y sus costos suelen ser más altos que en el resto de Estados Unidos.

Evidentemente, esto se debe a la remota ubicación del estado, que es otro de los contras que interfiere en la vida de los residentes.

Las salidas en aviones y, en general, los traslados hacia otras partes del país (y fuera de él), son pocos y bastante costosos, por lo que los residentes suelen experimentar una sensación de aislamiento desagradable.

Otra desventaja que no podemos dejar de mencionar es que los animales salvajes también suelen ser vecinos cercanos de los residentes, y por ello debes prestar especial atención durante ciertas épocas del año.

Nos referimos a que algunas especies suelen salir a las carreteras para cambiar de espacios (sobre todo los osos y los alces). Por supuesto, estos no tienen contacto con humanos, por lo que cualquier movimiento desconocido podría asustarlos y, posteriormente, generar un ataque.

Clima

Si no te gusta el frío, te recomendamos evaluar minuciosamente si Alaska es un lugar ideal para ti. Como sabrás, las temperaturas en este estado son sumamente bajas. Aun así, podemos dividir el clima en oceánico en la costa occidental, y continental ártico en el resto del territorio.

Sin embargo, durante el verano (que va de junio a septiembre), las temperaturas fluctúan entre los 3 °C y 18 °C, cifras que son considerablemente más suaves que los -14 °C y -4 °C del invierno, que comienza en diciembre, y termina en marzo.

Las bajas temperaturas de Alaska propician hermosos escenarios como el avistamiento de auroras boreales, pero también otros fenómenos que podrían ser perjudiciales.

Nos referimos al sol de medianoche y a la noche polar; en el primero, pasan muchos días claros, y en el segundo, los residentes pueden estar hasta 3 meses sin apenas ver la luz solar.

Costo de vida y salarios

Al evaluar el costo de vida de Alaska, es probable que pienses que es demasiado alto como para ser cubierto. Y, aunque es cierto que los precios en esta región están dentro de los más elevados de Estados Unidos, debes saber que los salarios recibidos por los habitantes también son atractivos.

Los motivos que propician esta situación son, principalmente, las bajas temperaturas y la alejada ubicación de este estado. Respecto a lo primero, el frío no permite que haya demasiadas producciones de vegetales y verduras, lo que conlleva a la importación de alimentos que son económicos en otras partes del país.

Los costos de estos transportes se evidencian en los precios finales de los productos, sin dejar a un lado que otros productos —y los alquileres— también tienen esta característica.

Como ya explicamos, esto tiene una parte positiva, y es que los residentes reciben un salario promedio de casi 4.600 dólares mensuales, una cifra que concuerda con el alto costo de vida.

Conseguir trabajo en Alaska

Alaska es una región repleta de oportunidades, aunque no lo parezca. Lo mejor de todo es que los extranjeros legales pueden trabajar sin problemas en sus sectores e, incluso, podrían recibir un fideicomiso (si son elegibles). Dentro de las áreas más destacadas se encuentran el gas y el petróleo.

Aunque estas explotaciones suelen requerir profesionales calificados, también son necesarios los empleados de nivel de entrada en los procesos de extracción. Además, tenemos que agregar a la pesca como otro sector con muchas vacantes, y lo mejor de todo es que los pagos suelen ser sumamente atractivos.

De hecho, trabajar en barcos pesqueros es una de las alternativas más comunes para los extranjeros, específicamente en los que se encargan de comercializar salmón, cangrejos y peces de fondo.

Tampoco podemos omitir industrias como las ventas minoristas como otras de las que más contratan personal en Alaska. Continuando con las alternativas laborales en Alaska, la tecnología es un sector elemental para que todos los procesos funcionen correctamente en este extenso territorio.

Es por ello que los desarrolladores webs y otros profesionales similares tienen un amplio campo en esta área. La hostelería, por su parte, no busca personal calificado, sino que suele contratar meseros, cocineros, guías turísticos y chóferes en empresas como restaurantes, de transporte y hoteles.

Asimismo, las compañías gubernamentales también ofrecen buenos trabajos a los extranjeros. Para finalizar, te decimos que la mejor alternativa para buscar ofertas de empleo en Alaska es visitar portales webs como AlaskaJobFinder y Cool Works, pues en ellas verás casi todas las propuestas ofrecidas por las áreas que hemos mencionado.

Mejores ciudades para vivir en Alaska

Anchorage

En la ciudad con más residentes de Alaska encontrarás numerosas opciones de entretenimiento natural y una calidad de vida bastante alta. La cultura y la educación son otros puntos a favor, así que podría ser ideal para las familias con niños.

Las artesanías indígenas exhibidas en el Centro del Patrimonio Nativo de Alaska y el fácil acceso a un estilo de vida cercano con los espacios al aire libre son otras características destacadas de esta localidad. No obstante, recomendamos evaluar los precios antes de mudarte.

Juneau

La capital de Alaska también es una alternativa factible para los extranjeros que buscan una localidad con menos personas que la anterior. Eso sí, debes tener en cuenta que las vías marítimas y áreas son las que están habilitadas para llegar a otras ciudades, lo que podría complicar tu salida de Juneau.

Sin embargo, también tendrás indiscutibles ventajas como el acceso a mayores oportunidades laborales, y muchas de ellas son ofrecidas por el gobierno. Además, podrás visitar galerías de arte y espacios más grandes como el Parque Nacional Tongas, sin dejar a un lado las grandiosas escuelas que se encuentran en esta ciudad.

Stika

La excelencia de las instituciones de Stika es una de sus características más destacadas. En esta localidad también conocerás gran parte de la rica historia del estado mientras das una vuelta por el Parque Histórico Nacional de Sitka.

La sensación de comunidad es otro de sus atributos, y por ello no será un problema adaptarte fácilmente. ¿Algo mejor? Los inviernos en Stika no son tan feroces como en otras partes del estado.

Kodiak

La última alternativa de la que queremos hablarte es Kodiak, una ciudad ideal si quieres vivir en una zona sumamente alejada de Anchorage. Su ubicación remota es la principal característica de esta localidad, pero el motivo principal por el que es conocida es su movimiento comercial.

Antes de elegirla, debes tener en cuenta que solo puedes llegar a la ciudad a través de un ferry o en un avión. Continuando con los puntos a su favor, en Kodiak podrías encontrar ofertas de trabajo en barcos pesqueros y en comercios, y lo mejor de todo es que no hay demasiada competencia en empleos de nivel de entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.