Vivir en Brasil

Brasil es un país que no pasa desapercibido en casi ningún lugar del mundo, y no podría ser de otra manera si tenemos en cuenta que se trata de una de las naciones más extensas de todo el planeta. Cubierto de selvas amazónicas, de cultura, de fútbol y de muchas playas, este destino cautiva a cualquiera apenas lo conoce.

Sin embargo, vivir en Brasil podría no ser tan bueno en algunos casos, y por ello es elemental que cada persona estudie los aspectos que más le interesen de este país según su contexto. En este sentido, aquí hemos investigado y seleccionado los puntos más importantes de esta gigantesca nación, y es así como podemos ayudarte.

¿Cómo es vivir en Brasil?

Calidad de vida

Lo primero que tenemos que decirte sobre Brasil es que sus espacios naturales son los protagonistas indiscutibles de toda la nación. Viajar a Brasil por motivos turísticos es muy común entre personas de cualquier parte del mundo, y, por supuesto, los residentes también pueden disfrutar de esos impresionantes paisajes.

Como mencionamos en la introducción, las selvas y las playas son las que más destacan en todo Brasil, y por ello no será un problema planificar unas espectaculares vacaciones en cualquier lugar del país.

Además, podrías optar por asistir a los numerosos festivales (como, por ejemplo, el carnaval de Río de Janeiro), en los que bailarás sin descanso.

Con esas opciones, queda claro que Brasil es un buen destino tanto para quienes prefieren el entretenimiento tranquilo, como para aquellos que quieran algo más vibrante. Asimismo, los nativos suelen ser sumamente inclusivos con los inmigrantes, pues durante toda su historia Brasil ha recibido extranjeros sin inconvenientes.

Respecto al idioma, no tienes mucho de qué preocuparte; el portugués no es tan difícil de aprender, y muchas de sus palabras son similares al español. Además, al estar rodeado de países hispanohablantes, muchos locales te entenderán fácilmente.

La gastronomía brasileña es otro de sus puntos a favor, y no nos referimos solo a los exquisitos menús que encontrarás en los restaurantes, sino también a los alimentos que comprarás en los mercados locales. Los inmigrantes que viven en este país disfrutan, entonces, de verduras y frutas en su estado más natural.

Ahora bien, el sistema de salud y el educativo no son tan positivos como lo que hemos mencionado. En el primer caso, debes tener en cuenta que, aunque es cierto que algunos centros médicos son públicos, su funcionamiento tiene deficiencias como largas esperas y faltas de insumos que, por supuesto, conllevan a la contratación de pólizas privadas.

Por su parte, los fallos en la educación se manifiestan en la poca preparación que tienen los egresados, así como también en las condiciones ineficientes de las escuelas públicas. Otra cosa que debes tener en cuenta es que las grandes ciudades brasileñas tienen altos niveles de contaminación.

De manera específica, nos referimos a localidades como Río de Janeiro y São Paulo. Lo último que queremos decirte sobre los brasileños es que, aunque su personalidad relajada es positiva para la integración, podría convertirse en algo negativo debido a que están normalizados algunos aspectos como la impuntualidad.

Seguridad

Tanto los inmigrantes que quieren vivir en Brasil como los foráneos que van por motivos de negocios o de turismo tienen algo en común: deben cuidarse para no ser víctimas de la delincuencia organizada y común de Brasil.

Lamentablemente, los índices de inseguridad de este país son bastante altos, incluso en los lugares con menos movimiento urbano.

Eso sí, debemos destacar que los centros de las ciudades más habitadas de la nación, y los puntos turísticos (específicamente las playas), son los que lideran los índices de delitos en la nación. Dentro de los más frecuentes de ellos podemos mencionar los robos, los hurtos, el acoso a las mujeres y la corrupción.

Para ser exactos, este último punto es usual, incluso, en los entes gubernamentales, por lo que debes estar atento al momento de hacer cualquier gestión. En el caso de los comercios, algunos vendedores podrían incrementar precios de manera considerable en los puntos turísticos, lo que también afecta a los residentes.

Ante este panorama, es elemental que los habitantes apliquen las medidas preventivas básicas como estar atento ante cualquier movimiento de extraños, no exhibir objetos de valor y verificar el precio real de sus compras.

Clima

La gigantesca extensión de Brasil hace que sea complicado determinar unas temperaturas exactas para todo el país, y por ello te decimos que, de manera general, el clima en esta nación es tropical semiárido. Por supuesto, hay zonas en las que el tiempo mejora para dar paso a una climatología templada, pero no es el común denominador.

En este sentido, Brasil es una nación calurosa y húmeda, y el clima podría volverse más cálido si tenemos en cuenta que las precipitaciones no disminuyen las temperaturas en su territorio. Además, debes tener en cuenta que no todas las viviendas tienen sistemas de refrigeración ni de calefacción.

Costo de vida y salarios

Vivir en Brasil no es más caro que en países de otros continentes, pero esto no significa que sea un destino asequible dentro de Latinoamérica. Para que tengas una mejor idea, esta nación es hasta un 30% más costosa que Colombia, su vecina, y esto es especialmente visible en sus ciudades más importantes.

Es por ello que algunas localidades como Río de Janeiro, Brasilia, São Paulo, Curitiba y Florianópolis son sitios con precios mucho más altos en algunos ámbitos como el alquiler y los servicios públicos. Asimismo, en estas ciudades es común que tengas que pagar para acceder a las opciones de entretenimiento.

Evidentemente, la calidad de vida en estos sitios suelen ser mejor que en las zonas más rurales, pero debes asegurar un buen ingreso para acceder a ella. Esto se debe a que el salario mensual promedio en Brasil es de solo 382 dólares, un monto que es notablemente inferior al gasto total de los residentes del país.

Conseguir trabajo en Brasil

Antes de explicar todo lo relacionado con el sector laboral de Brasil, debes saber que los procesos burocráticos para las contrataciones legales no son tan sencillos.

Por ende, los extranjeros deben tener los permisos correspondientes, así como también es recomendable dominar el portugués para acceder a más y mejores propuestas.

Y con esto no nos referimos solo a los puestos calificados (aunque sí son los que exigen requisitos más complejos), sino también a algunos empleos de nivel de entrada, pues las contrataciones y las mejores remuneraciones van de la mano con la legalidad.

Aun así, también te decimos que en las zonas más rurales del país es posible acceder a empleos en granjas y en lugares similares, pero las condiciones laborales y los sueldos no siempre están monitoreados por los entes correspondientes.

Ahora bien, enfocados en la economía brasileña, podemos decir que es una de las más grandes del mundo, y su acelerado crecimiento propicia que el país sea líder de la región en diversas áreas. Asimismo, debemos recordar que todos los espacios naturales de Brasil hacen que sus tierras sean fuentes de muchísimos recursos.

Es por ello que la agricultura que ya nombramos, y las empresas madereras y de papel son algunas de las contratantes más destacadas del país. A ellas debemos sumarles otros sectores de manufactura, específicamente los que se encargan de producir automóviles, telas, medicamentos, químicos, acero y alimentos.

Como es de esperarse en un país repleto de industrias, los negocios y las finanzas son otros sectores que contratan de manera recurrente. Los analistas financieros, los contadores y los gerentes son vacantes comunes en el país, y debemos destacar que sus sueldos tienen excelentes cifras.

A manera de resumen, te dejaremos los puestos que suelen tener más vacantes en Brasil de manera general: ingenieros en empresas petroleras y de gas, farmacéuticos, médicos, trabajadores de comercios electrónicos y físicos, profesionales de marketing digital y desarrolladores web.

Por supuesto, el turismo es otro sector que no puedes dejar de evaluar, sobre todo en las ciudades con mayor movimiento de foráneos (las que están más cerca de las playas y de la selva amazónica, por ejemplo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.