Vivir en Bruselas

Bruselas, la capital de Bélgica, no destaca solo por ser también el epicentro de la Unión Europea, ni por sus construcciones que datan de varios siglos atrás. Esta ciudad es, entonces, reconocida por ofrecer una calidad de vida sobresaliente, la que llama la atención de muchos foráneos alrededor del mundo.

No obstante, ¿todo es bueno en esta localidad? Si estás estudiando vivir en Bruselas como tu próximo paso, deberías leer este artículo. En él te daremos un breve repaso por los aspectos más importantes de esta ciudad belga, y estamos seguros de que después de eso podrás tomar una decisión acertada. ¿Empezamos?

¿Cómo es vivir en Bruselas?

Calidad de vida

Al investigar lo que Bruselas tiene para ofrecer, notarás que, dada su condición dentro de la Unión Europea, existen muchos edificios gubernamentales alrededor. Esto, por supuesto, es un punto positivo para buscar trabajo y para garantizar la seguridad de los habitantes, pues la presencia policial es permanente.

Esto se traduce en el bienestar que tienen los residentes al no preocuparse, de manera recurrente, en los delitos que pudiesen ocurrir (excepto en algunas ocasiones que mencionaremos más adelante). Asimismo, tenemos que destacar que gran parte de la población de la ciudad no es belga, sino extranjera.

En Bruselas se habla, casi en partes iguales, holandés, alemán y francés, así que es recomendable que conozcas al menos algunas palabras de esos idiomas. Sin embargo, la mayoría de los habitantes pueden entender el inglés, pero no siempre sabrán responder en esa lengua.

A su vez, esto quiere decir que no tendrás problemas al integrarte a las actividades culturales de la ciudad, pues muchas de ellas están lideradas por inmigrantes. La diversidad, sin duda, es un punto a favor para los extranjeros y para otras minorías, como la comunidad LGBTQI+.

No obstante, es probable que el entretenimiento esté limitado en Bruselas. Con esto no queremos decir que no haya opciones, sino que podrían ser un poco menos vibrantes que las de otras metrópolis como Ámsterdam o Berlín. Por su parte, en la capital belga solo abundan los sitios históricos y los restaurantes.

Eso sí, dentro de este último lugar debemos destacar a las preparaciones que resaltan en toda Europa, sin dejar a un lado a las populares cervezas de esta localidad (las que se enfrentan, de forma común, con las producidas en Alemania). Al vivir aquí, también podrás escoger reunirte con tus amigos para pasear por sitios verdes.

Es una opción muy elegida por los residentes para divertirse, ya que pueden optar por caminar por amplios senderos o, simplemente, dar un paseo en bicicleta. Asimismo, no podemos dejar de mencionar que las escuelas de Bruselas tienen excelente calidad, así que son ideales para familias con niños.

Transporte y movilidad

Otro punto del que queremos hablarte es sobre las características del transporte y la movilidad en Bruselas. Aunque es cierto que el sistema de unidades públicas funciona correctamente, y que podrás elegir entre varias opciones como líneas del metro, de autobuses, de tren y tranvías, esto tiene algo negativo.

En este sentido, nos referimos a que muchas de las estaciones (sobre todo las que están en los suburbios de la ciudad), se encuentran en mal estado. De manera específica, estos espacios suelen tener mal olor y no se limpian frecuentemente, lo que podría ocasionar una mala experiencia a los usuarios.

El tráfico, por su parte, no es tan positivo como nos gustaría decirte. En Bruselas también tienes la opción de adquirir un auto propio, pero los atascos podrían hacerte pensar si realmente necesitas usarlo. Las autopistas de la ciudad tienen demasiadas entradas y salidas, lo que también podría resultar confuso al principio.

Clima

El clima de Bruselas es marítimo y templado, y por ello no tendrás problemas con grandes cantidades de nieve que invadan tu vivienda durante el invierno. El verano tampoco será un problema si decides mudarte a esta localidad, pues las temperaturas no son tan altas como para generar incomodidad entre los habitantes.

Para ser más exactos, debes saber que el invierno comienza en diciembre y termina en marzo, meses en los que el clima se ubica en una temperatura máxima de apenas 10 °C, mientras que el mínimo es de tan solo 1 °C. Ante estas cifras, queda claro que el frío no será insoportable, aunque habrá momentos en los que el sol se oculte rápido.

Por su parte, el verano empieza en junio y termina en septiembre, y el clima puede variar de unos 12 °C a un máximo promedio de 23 °C. Como es de esperarse, este clima es el más indicado para recorrer la ciudad, y por ello los foráneos y los residentes disfrutan de los eventos culturales y demás actividades que ya nombramos.

Conseguir trabajo

Una de las cosas más positivas de esta ciudad para los inmigrantes es el mercado laboral, y esto se debe a que los empleadores belgas son totalmente receptivos con los profesionales y con la mano de obra extranjera en general. Esta característica se extiende a todo el país, pero Bruselas es la ciudad que tiene mejores opciones.

Como mencionamos en la introducción, ser la capital de la Unión Europea propicia la formación de muchos trabajos en la localidad, donde el principal empleador es el gobierno. Sin embargo, es probable que los inmigrantes encuentren más dificultades para acceder a este tipo de empleos.

En todo caso, queremos mencionar algunos de los puestos que tienen mayor demanda de empleados en la ciudad, pues así tendrás una mejor idea de los campos con más oportunidades. Ingenieros, gerentes de proyectos, arquitectos, contadores, enfermeras, diseñadores web, analistas y profesores son algunos de ellos.

Como verás, se trata de cargos profesionales, pero esto no quiere decir que los empleos de nivel de entrada no sean buenas oportunidades en Bruselas. De manera específica, tenemos que nombrar a los mecánicos, a los electricistas, a los plomeros y a los carpinteros como otros de los más solicitados en la localidad.

Aun así, no olvides que puedes postularte como asistente de los cargos profesionales que mencionamos anteriormente. Respecto a los salarios, todo dependerá de la empresa contratante, pero los empleadores de Bruselas suelen ofrecer buenas remuneraciones a sus trabajadores, incluso en puestos no calificados.

Costo de vida en Bruselas

Continuando con información relevante sobre la capital de Bélgica, debes saber que no se trata de una localidad precisamente barata para vivir. A lo largo de este artículo hemos mencionado que tiene numerosos beneficios, y acceder a todos ellos lleva consigo un gasto de dinero un poco mayor que en otras ciudades europeas.

Por ejemplo, podemos decir que vivir en Bruselas es, al menos, un 7% más costoso que mudarse a Madrid, y ahora queremos enfocarnos en el pago de las viviendas. Respecto a este punto, debes saber que el alquiler de un apartamento de una habitación puede ir de 770 a un poco más de 920 euros, lo que dependerá del lugar que elijas.

Por supuesto, vivir en el centro será más caro que mudarte a un suburbio de Bruselas. Otro gasto que debes agregar es el de la alimentación, y en el caso de un mercado mensual para una persona, tendrás que gastar, aproximadamente, unos 290 €.

El transporte, por su parte, es un ámbito en el que podrías ahorrar algo de dinero si compras el billete mensual (que no suele costar más de 50 euros). No obstante, el pasaje individual tampoco se llevará gran parte de tu sueldo, pues cuesta apenas unos 2,40 €, pero solo es recomendable si vas a usarlo de manera puntual.

¿Cuánto cuesta vivir en Bruselas?
Gastos mensuales Precio (EUR) 
Alquiler + servicios públicos (piso compartido) 480 €
Alimentación 290 €
Transporte 66 €
Internet + celular 64 €
Otros gastos 455 €
TOTAL 1.355 €

Mejores zonas para vivir en Bruselas

Schaarbeek

Para determinar cuál es el mejor municipio para vivir en Bruselas, primero debes tener en cuenta tus gustos y necesidades. Sin embargo, Schaarbeek suele aparecer como una de las mejores opciones para los extranjeros, y precisamente ellos son los que forman gran parte de la población.

Además, los precios de las viviendas en esta zona son asequibles, incluso cuando están muy cerca del centro de Bruselas, cosa que, a su vez, beneficia a los numerosos emprendedores de la localidad.

Saint-Gilles

Otro distrito que destaca en Bruselas por su asequibilidad es Saint-Gilles, y al vivir en él notarás que muchos inmigrantes también lo eligen como su nuevo hogar. El entorno de esta parte de la ciudad tiene una esencia hípster y muy moderna, por ello no es una sorpresa que los jóvenes abunden.

Anderlecht

Ahora bien, si lo que quieres es estar lo más cerca posible de los espacios verdes que hemos mencionado anteriormente, entonces este municipio podría ser el ideal para ti.

En esta parte encontrarás parques y lagos que embellecen todo el lugar, sin dejar a un lado exquisitas cafeterías y muchísimos restaurantes para elegir.

Etterbeek

¿Te mudas con tu familia? Entonces Etterbeek es la alternativa que podrías estar buscando dentro de Bruselas. En esta zona de la ciudad lidera la esencia tranquila y la sensación de comunidad, características que también atraen a jóvenes extranjeros que quieren encontrar trabajo cerca de sus residencias.

¿Algo mejor? Las viviendas también son asequibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.