Vivir en Malta

¿Has pensado que mudarte a un pequeño país mediterráneo podría ser la solución que buscas para cambiar tu estilo de vida? Si es así, estamos seguros de que Malta es tu mejor opción. A pesar de su limitada extensión, esta localidad destaca en múltiples aspectos que podrían ser positivos para ti.

Vivir en Malta es, entonces, una alternativa que podrías estudiar a profundidad, sobre todo si la tranquilidad de un lugar rodeado de agua llama especialmente tu atención. Además, los costos de esta nación hacen que sea aún más atractiva para los inmigrantes; sin embargo, preferimos mostrarte todos los detalles para que tomes la mejor decisión.

¿Cómo es vivir en Malta?

Calidad de vida

Al hablar de la calidad de vida en Malta, nos atrevemos a decir que se trata de una de las mejores del mundo, y el primer argumento que sustenta esta afirmación es su seguridad. De hecho, los índices delictivos son tan poco perceptibles, que esta nación está dentro de las más tranquilas del mundo para vivir.

Es decir, no es que no existan, sino que no son tan comunes como en otras partes turísticas del mundo. Evidentemente, esta es una ventaja sin discusión, pues al vivir aquí no tendrás que tomar medidas demasiado drásticas para protegerte a ti y a los tuyos.

Otro punto a favor de esta hermosa localidad es, por supuesto, la cantidad de espacios al aire libre que podrías recorrer durante tu tiempo de ocio. Como mencionamos en la introducción, este país tiene muchos lugares naturales como playas, senderos y parques que no deberías desaprovechar.

Además, debes tener en cuenta que Malta fue testigo de varios hechos históricos que siguen presentes entre los residentes. Respecto a las opciones educativas en Malta, las alternativas son tan variadas como provechosas para los habitantes, quienes podrán elegir entre dar clases en inglés o en maltés.

En esta isla podrás hablar maltés e inglés casi a partes iguales y sin problemas, lo que facilitará absolutamente todos los aspectos de la vida diaria. Eso sí, la búsqueda de trabajo depende del nivel que tengas del segundo idioma mencionado, pero de eso te hablaremos más adelante.

Ahora bien, no todo es tan positivo en Malta, y dentro de las cosas negativas nos vemos obligados a mencionar el transporte público; de hecho, tenemos que empezar hablando sobre las carreteras del país. Aunque es cierto que las arterias viales están bien estructuradas, muchas carreteras alternas son demasiado angostas para el tránsito de varios vehículos.

Por ende, los atascos son más comunes de lo que nos gustaría decirte, y el camino a tu lugar de destino podría complicarse si tenemos en cuenta que el transporte público tampoco tiene las mejores características. Específicamente, el problema está en lo que podrían tardar las unidades en llegar a las estaciones.

Por esta razón, muchos residentes optan por tener sus propios autos, pero al comenzar su tránsito por las vías deben estar atentos ante los conductores irresponsables.

Otra cosa que debes saber es que los malteses son personas muy sociables, y los extranjeros también; sin embargo, Malta suele ser el destino de paso de muchos, lo que podría dificultar la consecución de amistades duraderas.

Clima

Decir que el clima en Malta es una ventaja o una desventaja dependerá de los gustos de cada persona, pero si algo es cierto es que este país recibe muchas horas de sol al día.

De manera específica, el verano es de junio a septiembre, cuyas temperaturas tienen un mínimo de 18 °C y un máximo de 31 °C. En algunos días de julio y agosto el sol puede pegar muy fuerte, así que lo mejor será tener el protector siempre a mano.

En el caso del invierno, que comienza en diciembre y termina en marzo, los termómetros van de los 9 °C a los 16 °C. Y aunque son temperaturas relativamente benignas, pocas casas tienen sistemas de calefacción óptimos, lo que podría causar incomodidad en las noches de esta estación.

Conseguir trabajo

Otra de las indiscutibles ventajas de vivir en Malta tiene que ver con la fácil consecución de puestos de trabajo, especialmente de nivel de entrada. Aunque es cierto que el número de empresas extranjeras no es tan alto como en otras partes de Europa, eso no significa que no existan.

¿Por qué las mencionamos? Porque precisamente son ellas las que suelen contratar a los inmigrantes, mientras que las compañías maltesas prefieren optar por la mano de obra local.

Dicho esto, los meses de primavera y del verano son los mejores para comenzar la búsqueda de trabajo, pues en ese tiempo muchas empresas aumentan su número de empleados por la cantidad de turistas que llegan al archipiélago.

En este sentido, aquí entra en juego lo que mencionamos en el primer apartado sobre el inglés.

De manera específica, las personas que tengan un buen dominio del inglés pueden acceder a propuestas profesionales como maestros, ingenieros, analistas financieros y médicos, y a otras menos exigentes como vendedores, cuidadores de bebés y de ancianos, recepcionistas y agentes de bienes raíces.

En el caso de los puestos de nivel de entrada disponibles para los que tengan un nivel de inglés básico, las vacantes con mayor oferta son las de meseros, cajeros, albañiles, personal de limpieza y mantenimiento y electricistas.

Lo mejor de todo es que las vacantes de nivel de entrada suelen ser ofertadas en las vitrinas de las islas, lo que facilita la consecución de oportunidades mientras caminas por los puntos céntricos de esta pequeña nación.

Costo de vida en Malta

Vivir en Malta es, sin duda, una alternativa mucho más asequible que otros países de Europa, y esta es una de las razones principales de la popularidad de este archipiélago.

Sin embargo, tenemos que destacar que la comida en algunos restaurantes puede ser la excepción del bajo costo de vida de Malta. Dicho esto, queremos que conozcas los precios que verás cuando vivas en esta localidad.

En el caso del monto exacto del alquiler en Malta dependerá de si se trata de una vivienda de una habitación dentro o fuera de la ciudad, pero podemos decir que el rango de precios va desde los 685 euros hasta los 816 euros.

Otro monto que debes agregar es, aproximadamente, 276 euros correspondientes a un mercado mensual para una persona. El transporte, por su parte, lleva un gasto de apenas 26 euros por un billete válido por un mes, mientras que si necesitas solo uno, el precio es de 1,50 euros.

Ahora bien, si hay algo que te va a gustar de vivir en Malta es, sin duda, que la salud es gratuita para quienes tengan un empleo en el país. Además, la calidad de la atención es excelente, pero esto tiene algo en contra: la mayor parte del tiempo tendrás que esperar demasiado para ver a un especialista.

Las filas para acceder a esta opción son tan largas como tediosas, y por ello la población suele contratar pólizas de seguros médicos.

¿Otra ventaja sobre esta alternativa? Las cuotas son realmente asequibles, así que no tendrás que pagar demasiado para ser atendido en clínicas privadas.

¿Cuánto cuesta vivir en Malta?
Gastos mensuales Precio (EUR) 
Alquiler + servicios públicos (piso compartido) 304 €
Alimentación 276 €
Transporte 33 €
Internet + celular 49 €
Otros gastos 245 €
TOTAL 907 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.