Vivir en Melbourne

Al investigar sobre las metrópolis más importantes de Australia, estamos seguros de que habrás visto el nombre de Melbourne en las recomendaciones. Esta ciudad costera destaca no solo en el país, sino también en todo el mundo por la cantidad de aspectos positivos que disfrutan sus habitantes.

Además de su reconocido ambiente cultural y diverso, vivir en Melbourne ofrece oportunidades laborales destacadas, sin dejar a un lado que la calidad de vida es simplemente sobresaliente en casi todos sus aspectos. Para detallar los puntos que estamos mencionando, te invitamos a leer este artículo sobre la ciudad australiana.

¿Cómo es vivir en Melbourne?

Calidad de vida

Son tantos los aspectos positivos que ofrece Melbourne, que podría resultar un reto saber por dónde comenzar; sin embargo, hemos elegido a la educación como uno de los ámbitos más destacados de esta localidad. Melbourne es, entonces, un destino recurrente entre muchos estudiantes, tanto de nivel secundario como de universidades.

No podría ser de otra manera si tenemos en cuenta que dos de los mejores centros educativos superiores se encuentran en la localidad, y nos referimos a la Universidad de Melbourne y a la Universidad de Monash. Es por ello que verás muchos estudiantes en la ciudad, lo que le da una esencia juvenil bastante atractiva.

Esto también es propiciado por la cantidad de restaurantes, museos, centros de convenciones, galerías comerciales e, incluso, músicos ambulantes que se extienden por todas las calles de Melbourne; desde las más extensas hasta las más estrechas. Es por ello que no faltarán ideas para diseñar planes muy entretenidos.

Lo mejor de todo es que los australianos suelen ser sumamente receptivos con los extranjeros y con otras comunidades como, por ejemplo, la LGBTQI+. Por esta razón, la multiculturalidad es otra de las características de esta localidad, y esto lo notarás en los vibrantes eventos que se celebran casi todos los días en Melbourne.

De manera específica, tenemos que mencionar a las celebraciones italianas, chinas, de otras partes de Europa e, incluso, latinoamericanas que tienen lugar en esta gran ciudad durante ciertas fechas del año. Pero si este tipo de entretenimiento no te llama la atención, puedes optar por alternativas mucho más tranquilas.

Como mencionamos en la introducción, Melbourne es una ciudad costera, lo que significa que podrás pasar una tarde en una de sus hermosas playas, o simplemente podrás caminar por los extensos y numerosos parques que abundan en la localidad.

Y si te preguntas cómo es la seguridad en esta ciudad, te decimos que no tienes que preocuparte al respecto. Esto se debe a que las tasas delictivas de Melbourne son tan bajas, que no representan un riesgo ni para los visitantes ni para los residentes.

Transporte

Un aspecto que influye directamente en la calidad de vida de una ciudad es, sin duda, el transporte, y respecto a Melbourne te gustará conocer que sus extensas conexiones son comparadas con ciudades como Atlanta y Los Ángeles. Con estas referencias, ya imaginarás el óptimo y grandioso funcionamiento de las autopistas.

Además, podrás elegir entre autobuses, tranvías y trenes, todos con numerosas estaciones alrededor de la ciudad y con conexiones a todos los suburbios. Por ello, es poco probable que necesites tener un auto propio cuando vivas en Melbourne.

De hecho, lo más común es que los residentes usen cualquiera de las opciones públicas que mencionamos, aunque no dejamos a un lado las alternativas de los taxis y las bicicletas como otras de las más populares.

Clima

El clima de Melbourne está dentro de la categoría de oceánico, y no podría ser de otra manera si tenemos en cuenta la ubicación de la ciudad. Eso sí, en esta localidad las temperaturas son más frescas que en el resto de Australia, pero no lo suficiente como para asegurar que hay frío durante todo el año.

En este sentido, el invierno comienza en junio y termina en agosto, tiempo en el que las temperaturas van de 5 °C a un máximo de 15 °C. Además, el cielo templado y las heladas son frecuentes, pero no las capas de nieve. Por su parte, el verano empieza en diciembre y termina en febrero, mientras que los termómetros se mueven entre los 12 °C y los 26 °C.

Asimismo, debes estar preparado para las variaciones de temperatura inesperadas en cualquier época del año, circunstancia a la que ya están acostumbrados los nativos.

Conseguir trabajo

Si hay algo que te agradará saber de Melbourne es que su campo laboral es tan extenso como atractivo, y por ello no será un problema acceder a buenas oportunidades de empleo si eres inmigrante. Eso sí, es elemental que tengas el permiso correspondiente para trabajar, pero este es un trámite bastante sencillo.

Una vez que cumplas con el proceso legal, podrás comenzar tu búsqueda tanto en sectores calificados como en otros que son menos exigentes. De manera específica, podemos mencionar a la educación, al desarrollo de software, a la ingeniería, a la contabilidad, a las finanzas y a la enfermería como algunos de ellos.

Para ser exactos, las áreas que nombramos son las que suelen buscar profesionales, pero no debes descartar la posibilidad de encontrar buenas propuestas de empleos de nivel de entrada. Y si quieres enfocarte solo en empresas que contraten sin exigir requisitos complicados, te diremos cuáles son las mejores opciones.

Algunos de los oficios con mayor demanda que no necesitan títulos profesionales en Melbourne son los de carpintero, electricista, servicio y mantenimiento, operador de máquinas en industrias manufactureras, plomero y asistente en diversas áreas.

Y por si todas las ofertas laborales que hemos mencionado no fuesen suficientes, también debes saber que Melbourne ofrece muchas oportunidades de subvenciones a pequeñas empresas y a emprendedores. Por esta razón, no es una sorpresa encontrar a muchos jóvenes trabajando en sus propias compañías.

¿Algo mejor? Los salarios de esta ciudad son unos de los más altos del país, pero —como es de esperarse—, el costo de vida también lo es.

Costo de vida en Melbourne

Como acabamos de mencionar, el costo de vida de Melbourne no es tan bajo como quisiéramos decirte, y por ello el margen de ahorro no es tan notorio (a pesar de los buenos salarios recibidos por los residentes). Aunque es cierto que esta ciudad no es la más costosa de Australia, tampoco está dentro de las más baratas del mundo.

Para que tengas una idea, vivir en Melbourne es, aproximadamente, 46% más caro que vivir en Barcelona (España). En este sentido, uno de los aspectos en los que gastarás más dinero durante tu estadía en la ciudad australiana es el alquiler, incluso si eliges mudarte a un apartamento de una sola habitación.

Dependiendo de la ubicación, tendrás que pagar de $980 a $1.192 por una vivienda con la característica que mencionamos. La comida, por su parte, también sumará unos 311 dólares/mes a tus gastos, sin dejar a un lado que podrías pagar $100 al comprar un pase mensual de transporte público.

Ahora bien, ¿qué sucede con el sistema de salud? Si antes has investigado sobre la atención médica australiana, seguro has notado que algunas consultas pueden estar subvencionadas por el gobierno a través de Medicare. Sin embargo, los criterios de elegibilidad para este programa son exigentes, y los inmigrantes no suelen entrar.

Es por ello que tendrás que contratar una póliza de salud privada, una opción que, por cierto, es bastante costosa, pero no tanto como pagar cada consulta de tu propio dinero.

¿Cuánto cuesta vivir en Melbourne?
Gastos mensuales Precio (USD) 
Alquiler + servicios públicos (piso compartido) $560
Alimentación $311
Transporte $127
Internet + celular $76
Otros gastos $520
TOTAL $1.594

Mejores zonas para vivir en Melbourne

St. Kilda West

Ya que Melbourne no es una ciudad precisamente asequible, vamos a enfocarnos en mencionar los barrios que tienen una excelente relación calidad-precio. El primero de ellos es St. Kilda West, un suburbio costero que está repleto de restaurantes y espacios marítimos, ideal para quienes quieran vivir en zonas turísticas.

Windsor

Aunque este suburbio está alejado del centro de Melbourne, no deja de ser una buena alternativa, y más si tenemos en cuenta sus espectaculares viviendas victorianas. Además, estarás cerca de numerosos restaurantes, tiendas y bares que abren durante casi todo el día.

Melton

Aunque mencionamos que la asequibilidad no es una característica de Melbourne, quizá podríamos decir que Melton es una alternativa relativamente económica dentro de la ciudad. Por supuesto, está alejado del centro de la localidad, pero no es necesario ir hasta allá porque podrás asistir a diversos eventos en este barrio.

Williamstown

La última opción de la que queremos hablarte es uno de los puntos marítimos más populares de Melbourne, y por ello estarás cerca de museos, yates, humedales y tiendas que ofrecen hermosas artesanías. Por ende, no será complicado construir buenos momentos con tus familiares y amigos en este barrio con sensación de comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.